domingo, 1 de junio de 2014

EL ARCO IRIS




¡Pobre pintor! ¡Otra vez ha vuelto a extraviar sus colores! Y precisamente hoy, en una mañana tan primaveral!

Siempre le sucede lo mismo. El pintor piensa y repiensa pero por más que se esfuerza, no logra recordar dónde dejó sus colores. ¡Pobrecillo...! ¡Es tan despistado...!

¡Menos mal que todo terminó felizmente cuando el generoso Sol encontró una solución! Y así, presto y dispuesto, le regaló un trocito de cielo para que en él pudiese guardar sus colores.

Desde entonces, colgados en el cielo, todos ellos están.

-Todos... ¡NO!

¡Bueno... todos... todos... NO! ¡De acuerdo... sólo algunos...! Siete, creo yo, (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta) porque a los demás, miedo le dan las alturas.

Si alguna vez, al pintor veis buscando desesperado sus colores, os ruego le recodéis que en el cielo... casi todos... le esperan impacientes.


Safe Creative #1405311139132