lunes, 11 de marzo de 2013

EL FRÍO INVIERNO


Por ser muy poco obediente
al juguetón y frío invierno
le castañetean los dientes.
Con su ímpetu tierno
se marchó a jugar
sin ponerse la bufanda.
Ahora toca estornudar.
Toda la tarde anda que anda
descalzo sobre el frío cielo,
toca sacar el pañuelo.

Por ser muy poco obediente
le castañetean los dientes
y le toca guardar cama
de la noche a la mañana.

Al siempre invierno travieso
mamá le acaricia el pelo
limpia sus mocos mocuelos
y con un sonoro beso
cura su fiebre
hasta el próximo diciembre.

Juan Ángel Parejo Sosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario