lunes, 9 de enero de 2012

LUCY

Lucy es el esqueleto de homínido más conocido. Fue descubierto el año 1974 por el paleoantropólogo Donald Johanson, en la región etíope de Afar. Esta hembra de australopithecus  recibió su nombre en homenaje a los Beatles, pues en el momento de su descubrimiento, sonaba la canción de este conocido grupo musical inglés “Lucy in the sky with diamonds” (Lucy en el cielo con diamantes).
Un detenido estudio reveló que muy posiblemente Lucy vivió hace 3 millones de años. Sus 52 huesos encontrados han permitido a paleontólogos y antropólogos realizar una detallada descripción de este homínido. Sabemos por ejemplo, que medía poco más de 1 metro; su cráneo era minúsculo y semejante al de un mono; su cara era grande, con una destacada mandíbula; debía pesar unos 25 kilos; se trataba de un homínido bípedo (andaba sobre dos piernas), lo que le permitiría fabricar útiles y herramientas diversas; sus brazos eran más largos que sus piernas, lo cual, unido a la curvatura de los dedos del pie y de las manos permiten suponer que trepaban a los árboles, donde seguramente dormían, sintiéndose así más seguros. Los científicos han podido determinar además, que Lucy tuvo hijos y que murió en una edad cercana a los 20 años.
Este conocido esqueleto se guarda en Addis Abeba (capital de Etiopía), exponiéndose en su Museo de Historia Natural una réplica del mismo, preservando así el esqueleto original.
Aproximadamente un año más tarde fueron descubiertos en el mismo lugar, restos pertenecientes a seis individuos, dos de ellos niños.